18 de mayo de 2019

Cierre permanente de la Vía Ferrata La Teresina K4, M. Montserrat


Recientemente, a fecha 17 de mayo de 2019, se ha publicado la noticia oficial por parte de la Generalitat de Catalunya, en que el Patronat de la Muntanya de Montserrat anuncia el cierre permanente de la Vía Ferrata La Teresina, por acuerdo unánime con la Comisión Técnica sobre la regulación de la escalada, vías ferratas y canales equipadas de Montserrat.

“Tancament permanent de la via ferrada 'La Teresina'

Es procedirà al desequipament de tota la instal·lació al més aviat possible. Mentrestant, la via ferrada segueix tancada i no se'n permet ni l'accés ni la pràctica de l'activitat.
17/05/2019 08:00
El Patronat de la Muntanya de Montserrat anuncia el tancament permanent de la via ferrada "La Teresina" després d'arribar unànimement a un acord amb la Comissió Tècnica sobre la regulació de l'escalada, vies ferrades i canals equipades de Montserrat.
Es procedirà al desequipament de tota la instal·lació al més aviat possible. Mentrestant, la via ferrada segueix tancada i no se'n permet ni l'accés ni la pràctica de l'activitat.

El Patronat ha decidit desequipar la via ferrada La Teresina per diferents motius:

A efectes de seguretat, perquè aquesta via ferrada concentra la major part dels serveis del GRAE a Montserrat i per l'alt risc de despreniments que existeix en alguns trams de la ferrada. La probabilitat d'esllavissada natural o caiguda de pedres a causa del pas de les persones per la via ferrada és bastant alt, amb el risc d'accidents que això comporta pels usuaris de La Teresina. La majoria de practicants d'aquesta activitat tenen poca experiència i poc coneixement del medi i de l'activitat en si, a vegades no porten l'equip adequat i no són conscients de les seves capacitats ni de la dificultat de la ferrada.

A efectes de conservació del Parc, per l'alta freqüentació d'usuaris amb la corresponent repercussió erosiva del medi. El nombre de practicants d'aquesta "disciplina" de muntanya ha crescut exponencialment i la tendència va en augment. En aquest itinerari hi ha hagut una degradació del sòl molt elevada, sobretot en els trams verticals de bosc. I la canal de Sant Jeroni també n'ha viscut les conseqüències, ja que la majoria dels practicants fan el retorn a peu per aquesta canal.

I perquè el Patronat, en el marc d'una Comissió tècnica integrada també per la FEEC, està estudiant l'opció de reduir el nombre de vies ferrades i canals equipades de la muntanya per motius tant de seguretat com per complir els objectius de conservació de la Reserva Natural Parcial.

En definitiva, l'activitat que millor s'adequa a l'exploració dels ambients verticals és l'escalada, atès que per a la seva pràctica cal tenir un coneixement tècnic, una bona valoració del risc i una capacitat física i concentració mental important. Les vies ferrades són una manera relativament fàcil d'endinsar-se en el món de la verticalitat. La pràctica de les vies ferrades no necessita un gran ventall de tècniques gestuals com l'escalada, i les tècniques de protecció són molt senzilles. Atreuen persones que de mitjana tenen una tècnica i una percepció del risc molt menor, la qual cosa aboca a què concentrin tants rescats per part dels GRAE.
Per aquest motiu no es considera oportú potenciar aquests itineraris, ja que no són compatibles amb la conservació dels sistemes naturals, tant per la massificació de la muntanya com pels vols de rescat en període de nidificació d'aus rapinyaires.” 

[La noticia se ha publicitado por fuentes oficiales en varias redes sociales] 

Hay que recordar, cuando hablamos de la Vía ferrata de La Teresina, que se trata de un recorrido mítico por ser, como tal, la primera vía ferrata de España, construida en el año 1993 por Antonio García Picazo. No es una cuestión menor por tanto, tomar una decisión al respecto. Como ya ha sucedido en otras instalaciones como la Regina de Peramola de Oliana, o en el mismo Macizo de Montserrat con canales equipadas como la Canal del Borinot, o Joc de l’Oca, la tendencia prohibicionista está en auge.
Al parecer los motivos de peso suficiente, que simplemente se enumeran, han sido los siguientes.
Por seguridad, debido al riesgo de desprendimientos en el recorrido, y el poco conocimiento técnico de la mayoría de practicantes en el sopeso del equipo necesario, del medio, de sus capacidades y de la dificultad.
Por conservación, por la elevada erosión causada al medio y degradación del entorno. Al estar en auge con tendencia creciente en los últimos años, se busca no potenciar este tipo de itinerarios que implican un alto impacto en el medio ambiente al que afecta.
Por política de reducción de este tipo de itinerarios, por parte del Patronato y Comisión técnica. Y es que conlleva inherente el acceso humano masivo a lugares donde no debería llegar este volumen de movimiento de personas. Así como por el difícil acceso de cara al gran número de rescates que se generan a los equipos del GRAE.
Vista la noticia, y servida la polémica, se reabre el eterno debate sobre el delicado equilibrio de la actividad en la naturaleza y la naturaleza misma. Más aún, si cabe, cuando a escasos cientos de metros en el mismo corazón del macizo que se pretende proteger existe, y lamentablemente seguirá existiendo, un intocable corredor turístico de dimensiones desproporcionadas y justificación sacra. Las instalaciones comerciales y de ocio turístico, la erosión humana des del Camí Vell y el Camí Nou, des del Monasterio o des de Sant Joan, en romería en cualquier tipo de calzado hasta Sant Jeroni, no deben de impactar en el medio o cuestionarse por su seguridad. La aglomeración es una molestia hasta que se paga peaje, entonces es correcta.
Y este es un planteamiento personal, como montañero, como senderista, como escalador, como defensor del medio ambiente. ¿Cuál debe de ser el elemento diferenciador para decidir qué existe y qué no? ¿A qué intereses responde la actividad en el medio natural?
Para reflexión.

3 de mayo de 2019

PICO MULHACÉN 3479m. [DIA 2/2 - Ascensión al Pico Mulhacén y descenso a Capileira]

[Abril 2019]

IR A: DIA 1/2 - Subida al Refugio de Poqueira por Capileira

Nos encontramos en el Refugio Poqueira a 2500m de altitud, a los pies del Pico Mulhacén de 3479m que ascenderemos, en el macizo de Sierra Nevada. Sobran las presentaciones para el pico más alto de la Península Ibérica, y segundo de la España política tras el Teide. 

Hemos pernoctado en el refugio. Ayer una suculenta cena para cargar las pilas. Cargando solo lo necesario, incluido el material duro para la presente nieve que encontramos en lo alto, atacaremos la cumbre ascendiendo por la cara Sur Oeste siguiendo el barranco del río y por el Collado del Ciervo, hasta la cumbre, y el descenso por la Cara Sur Este a buscar las pistas y de nuevo al Refugio. Hoy mismo tras la ascensión descenderemos a Capileira. En total sumará la jornada de hoy unos 21 kms, 1100m desnivel positivo y 2400m de desnivel negativo, en unas 9h dedicadas. 

[La ruta del segundo día]


[El desnivel del segundo día]


Antes que amanezca me pongo en marcha. Sobre las 6 h de la madrugada. A la luz del frontal tomo el sendero que sale al Oeste y siguiendo el río gana altura rápidamente. Encuentro bastante nieve desde bien abajo. 


[Buenos días. Frontal y en marcha]

La nieve está en perfecto estado. La idea es aprovechar las primeras horas para subir a buen ritmo antes que con el calor la nieve se ablande. Se van intercalando tramos de seco y buenas palas de nieve continua. Aun no ha amanecido y con la penumbra de la luna y el frontal asciendo casi hora y media. 

[Ascendiendo por las palas de nieve junto al río]

[El entorno. Primavera casi invernal]

Se gana el desnivel rápidamente. Me sitúo sobre la cota 3000m. Dejo a la izquierda la Hoya de la Caldera y el refugio libre. Siguiendo recto ya cerca se distingue el Collado del Ciervo donde ganamos la arista y siguiéndola a la derecha tendremos la cumbre a tocar. Cruzaremos antes la pista que rodea las cotas altas por el macizo. Cada vez más nieve por todas partes. 

[Tramos sobre roca]

[Y tramos sobre paquete de nieve]


[Perfectas condiciones]

[Las primeras luces]

[Parece que pronto amanece. Justo supero la pista en busca del collado]

Superamos la pista. Ganando una gran pala de nieve llego al Collado del Ciervo. Trazo una diagonal directa y pongo rumbo al objetivo, el Pico Mulhacén, siguiendo la arista. Con precaución por el hielo en estas grandes palas de nieve, que no presentan ninguna dificultad técnica en su ascenso. 

[Llego al Collado del Ciervo. Ahora seguimos la arista a la derecha]

[Lo que nos separa del Mulhacén]

[Las vistas mejoran exponencialmente]

[Al Oeste destaca espectacular, el Veleta]

[Al Este destaca por su abrupta cara Norte, La Alcazaba]

[Y muy cerca, el Mulhacén reinando sobre todos los picos visibles]

Cada vez más cerca. Este último tramo se hace algo pesado en cuanto al progresar. Parece que llegas y no termina de subir por terreno descompuesto. Justo amanece y vemos los primeros rayos de sol del día. A su vez, se abren las vistas a la Cara Norte de Sierra Nevada, impresionantes. Se distingue ahora un poco más allá del Mulhacén el tercero de los colosos que componen los principales Veleta, Mulhacén y Alcazaba. 

[Aunque cada vez más cerca, parece que nunca llega. Seguimos ascendiendo]


[Ya por debajo nuestro. Destaca imponente el Veleta]

[En el fondo de hoya de la Caldera el refugio libre]

[La pendiente cesa, llegamos a lo alto]

[Últimos metros. Y llegamos al punto más elevado de la Península Ibérica]

[Pico Mulhacén]

Y la loma deja de subir para llegar a lo alto, una amplia cumbre donde destaca el vértice geodésico sobre una roca, señalando el punto más elevado. Hago cumbre en el Pico Mulhacén, de 3.479m, punto culminante de Sierra Nevada y de la Península Ibérica. 
Un mirador perfecto sobre toda Sierra Nevada. Al Oeste el Sector del Veleta. Al Este domina La Alcazaba. Si nos fijamos al Sur se aprecia el Mar Mediterráneo y, hoy no es el caso, dicen que un día despejado y de aire limpio se distingue Marruecos y el principio del continente Africano. Momento de disfrutar del regalo de las vistas.
El ascenso ha sido perfecto, en solitario todo el recorrido, unas condiciones óptimas, buena nieve y el frío justo, un disfrute. En apenas 3h des del refugio se sube que da gusto. Aprovecho antes del descenso y inmortalizo el momento con algunas fotos para el recuerdo.

[Foto de rigor en el Pico Mulhacén, a 3479m, en Sierra Nevada]

[Panorámica 360º des de la cumbre]

[Detalles de la cumbre]


[El Veleta al Oeste]

[La Alcazaba al Este]

[Preciosa Cara Norte]

[Al Sur el Mulhacén II o antecima, hacia donde seguiremos para descender]

Es momento de iniciar el descenso. Tomo dirección al Sur en busca del Mulhacén II, antecima del principal. Siguiendo la ancha senda, pista de tierra, se llega al refugio de vuelta. Para obviar la vuelta que da la pista y acortar unos cuantos kilómetros, a la que veo campo a través atajo por terreno descompuesto y tomo la línea mas directa posible por las suaves lomas de la cara Sur.

[Ya en el Mulhacén II, con vistas al Mulhacén]

[Tomamos la cómoda pista de la vertiente Sur. Poca nieve ya]

Se intuye la pista que transcurre por cota 3000m. La cruzaremos y descenderemos a buscar el refugio un poco más abajo. Seguimos con el descenso directo para no dar la vuelta que nos haría dar la pista. 

[Descendemos las lomas. Cruzamos la pista y a buscar el refugio]

[Y de vuelta al refugio atajando la vuelta que da la pista]

[Una cálida bienvenida]

Y así llegamos al Refugio de Poqueira,a las 11h de la mañana, del que se ha salido hace 5 horas. Me recibe una simpática cabrita en la puerta. Cargamos las mochilas para descender a Capileira. No sin antes tomarla con un buen plato alpujarreño en el Refugio, con su dosis de calorías tan necesarias para el descenso que aun queda por delante. 

[Nos despedimos del Refugio Poqueira]

Tomamos el sendero y ahora a descender de vuelta lo que ayer subimos. Eso sí, muy satisfechos con lo que nos llevamos de los altos de Sierra Nevada. Preciosas jornadas de montaña.

[De vuelta al sendero]

[Detalles en el descenso]

Bajamos altura rápidamente. Cruzamos las Acequias Alta y luego la Baja, hasta pasar de nuevo el Cortijo y llegar junto al cauce del río. Una buena dosis de sendero, ya sin prisa, y de bajada que  hace que el andar cunda mucho más que ayer. 

[Junto al río a buscar la central eléctrica]

Atravesamos los prados de pasto y las viejas cabañas de pastores. A lo lejos queda ya de donde venimos. Se va despidiendo de nosotros, y nosotros a su vez, del Mulhacén. Entorno de postal.

[Entorno de postal. De allí venimos]

Desandamos la senda hasta la Central eléctrica de Capileira. Un último descenso acusado de zigzags nos dejará en la pista y en los aparcamientos de la central. Nos quedan aún un par de interminables kilómetros hasta el coche que aparcamos en la pista. El sol aprieta, es mediodía. 

[El sendero nos deja en la central eléctrica]

[Y de vuelta a Capileira]

[Con esta bella instantánea queda grabada la última vista del Mulhacén]

Con el calor de mediodía llegamos a la furgoneta. Ponemos así fin a esta perfecta jornada de montaña en Sierra Nevada. No se puede añadir nada más. Buenas sensaciones y el placer de sumar una experiencia más. ¡Esperamos volver pronto, Sierra Nevada!

[¡Hasta la próxima!]