10 de agosto de 2022

PICO PALAS 2974m, por la Chimenea Ledormeur PD, máx II+. Macizo Palas [Evento Vía Pirinenca]

[Julio 2022]

Ascendemos el Pico Palas, de 2.974m de altitud, enclavado en el Pirineo Occidental. Esta jornada de alta montaña se enmarca en la actividad de hermanamiento entre los pueblos catalán y vasco, denominada Via Pirinenca (en catalán) o Pirinioetako Bidea (en vasco), que consiguió aunar en la noche del 2 de julio iluminar a la vez más de 300 cumbres pirenaicas construyendo de este modo un hilo de luz que recorrió los más de 400kms de longitud de la cordillera del Pirineo. 

[Pico Palas, de 2.974m]

[Video de recuerdo de nuestra jornada en la Vía Pirinenca]

Por nuestra parte, este contexto nos da la oportunidad de organizar y disfrutar de una bonita jornada de dos días de alta montaña en una importante cumbre por su estética y . Subiremos desde Caillou de Soques por la vertiente francesa, por el verde Val d'Arrious hasta el Col d'Arrious, pasando por el vertiginoso Passage d'Orteig hasta el Refugio de Arremoulit donde comeremos para acometer la subida a cumbre por la Brecha Ledormeur y trepar hasta el Pico Palas 2974m. Noche de vivac en la cumbre. Descenso al día siguiente por la misma ruta. 

Los datos de la ruta suman en total unos 19kms y 1850m de desnivel. El primer día de subida en unos 9,5kms y 1850m de desnivel positivo en unas 7h. El segundo día de bajada 9,5kms y 1850m de desnivel negativo en unas 6h. Todo con la mochila de 15kg para vivaquear y completa autonomía los dos días.

El equipo: Ósca, Toni, Jordi, David, Christofer y Liu.

[El equipo]

Nos acercamos los seis integrantes del equipo el día anterior al evento a Yebra de Basa, donde el viernes hacemos noche en el Albergue de este pintoresco municipio cerca de Sabiñánigo y a un paso de entrar ya en el Valle de Tena. 

El sábado por la mañana tras un buen desayuno vamos al punto de salida donde aparcaremos y empezaremos la aventura. 

Partimos de Caillou de Soques. Nos equipamos y con las mochilas bien cargadas iniciamos el ascenso. Pronto nos percataremos del calor que está haciendo estos días. Nos hará sudar en la constante subida. 

[Partimos de Caillou de Soques]

Tomamos el sendero que asciende por un bello bosque desde Caillou de Soques. En pocos minutos los árboles desaparecen y entramos en el Val d'Arrious, una larga lengua glaciar que hoy día es un precioso prado verde pasto de marmotas. Subiremos por el mismo hasta alcanzar el Col d'Arrious. 


[Subiendo por el largo valle. Con el Midi d'Ossau de fondo]

Las sombras escasean, por lo que un par de grandes bloques en lo largo del valle son el perfecto refugio para la insolación. Vamos reagrupando el equipo para no dejar a nadie atrás.

[Col d'Arrious. Nos reagrupamos]

Una vez en el Col d'Arrious se bifurca el sendero en dos opciones. La primera el vertiginoso paso al pie del Pic d'Arrious conocido como Passage d'Orteig que equipado con pasamanos permite acortar pasando sobre un imponente acantilado -precioso, si bien precaución personas con vértigo o no acostumbradas al patio-. Si se prefiere evitar el anterior, cabe la opción de descender un poco y dando algo más de vuelta recuperar la altitud por cómodo sendero en algo más de una hora adicional. 


[Pequeño paraíso justo antes del Pas d'Orteig]

Iremos por el Passage d'Orteig. Con precaución para no dar un mal paso, que vamos con mucho peso, y ayudamos a superar el tramo a los compañeros Christopher y Liu. Lugar precioso, intenso, muy vivo. 


[Al fondo se deja ver por primera vez el Pico Palas. Afrontamos el Pas d'Orteig]

[Impresionante captura]

[Detalles saliendo del Pas d'Orteig]

Del Passage d'Orteig salimos prácticamente a un seguido de hitos desde los que veremos cerca el Refugio d'Arremoulit y, sobre este, la imponente fachada del pico Palas, nuestro objetivo.

[Un servidor, posando con nuestro objetivo: el Pico Palas]

Llegamos así al refugio. Aprovechamos para comer algo y recuperar fuerzas. Finalmente, después de las 4h de subida que llevamos, Christopher y Liu deciden que pasarán la noche haciendo su vivac en este punto, donde gozan de todo lo necesario, por lo que -en vista que se encuentran bien y aquí estarán de lujo- el grupo se tiene que dividir para continuar la ascensión Jordi, David, Óscar y Toni con el ataque a cumbre. Nos iremos comunicando con walkies. 

[Nuestro breve paso por el Refuge d'Arreumolit]

Repuestos de energía, continuamos con la ascensión que todavía nos queda de unas 3h. Tomamos el sendero en dirección al Collado de Palas. Más cómodo al principio y progresivamente volviéndose abrupto, ganaremos buena altitud por momentos. Queda muy pocos kms para la cumbre, pero bastante desnivel lo que -como ya sabíamos de antemano- quiere decir que la progresión de la ruta que nos viene será bastante vertical. 

[Subimos a buen ritmo a buscar el collado]

Llegamos al collado. Continuaremos por la vertiente del Valle de Arriel, rodeados de macizos de entidad como el Balaitous y el Frondellas. Tratamos de seguir sin perder altitud el perdedor sendero que avanza entre bloques de granito. Rodeamos la falda del Palas a buscar la Chimenea Ledormeur por la que subiremos.

[Pasamos el Collado de Palas y rodeamos a izquierda a buscar la chimenea]

[Situados a pie de la Chimenea Ledormeur. Mucho cuidado con no confundirla]

En cosa de media hora desde el collado llegamos al pie de la fachada que da a la cresta de ascenso. Identificamos la Chimenea Ledormeur. Es importante no confundirse en este punto pues de no atinar la correcta cualquier otra opción será con seguridad un enmarronamiento. 

Trepamos la Chimenea Ledormeur, de dificultad PD, máx grado II+. Se trata de una trepada de algo menos de 100m, más empinada al principio y mitad que va suavizándose poco a poco. Roca basalto y cantos por todas partes, muy buenos agarres. No da sensación de vacío o patio por ir bastante encajonada, pero sí que saldremos ya una vez arriba a pasos algo aéreos. Sin ser especialmente técnica se requiere valorar la experiencia de cada uno en pasos similares.  

[Entramos en la Chimenea Ledormeur]

[Resolviendo el paso clave de la ascensión]

Una vez superado el paso continuaremos intercalando escarpado sendero y tramos de trepada en la misma línea que la canal anterior. Y de forma mantenida progresaremos de este modo hasta lo alto de la cresta que nos dejará en la cumbre del pico Palas. 

[Salimos de la chimenea con estas vistas impresionantes sobre el Balaitous]

[Vista atrás abajo vemos el Ibón de Arriel del refugio de donde venimos]

[Y trepamos los últimos metros por bloques de granito a la cumbre]

Hacemos cumbre en el Pico Palas, a 2.974m. Muy contentos. Lo primero nos descargamos de la pesada mochila y disfrutamos del entorno. La cumbre es algo así como un nido de águilas, un caos de cúmulo de rocas. Tratamos de acomodar el lugar y aprovecharemos el pequeño vivac que hay. 

[Foto de rigor en la cumbre del Pico Palas, a 2.974m]

[Fotos de rigor del grupo en la cumbre del Pico Palas]

[Capturando nuestra sombra sobre la vista del Macizo de Balaitous y Frondellas]

Montamos lo que será nuestro lugar de vivac esta noche. Ya instalados es momentos de echar buenas risas juntos y compartir la suerte de encontrarnos en esta privilegiada atalaya del Pirineo. Momentos de relax. Momento de cenar e hidratarnos. Momentos de hacer fotos e inmortalizar la experiencia. 

[Anochece. Preparamos el vivac]

[Disfrutamos de uno de los más bellos atardeceres que he visto. 
Última foto de Liu y Kristof de su vivac en el refugio]

Como no, seguimos enmarcados en la actividad de esta noche y montamos el punto de luz para iluminar la cumbre. Al anochecer, prácticamente con todas las montañas de nuestro alrededor pudimos compartir el intercambio de luces y buenas vibras que reinaban en todo el Pirineo. 

Conocimos así a dos colegas del País Vasco que se subieron para compartir el evento con nosotros. Supongo que fliparon al ver nuestro montaje y las risas que nos solemos echar siempre. ¡Y qué valor subir y bajar de noche la trepada a la Brecha Ledormeur! Un placer el conoceros máquinas: Plazer bat izan da lagunak. 

[Jordi cuidando de la luminaria del evento que está teniendo lugar, la Vía Pirinenca.
Somos el equipo que ilumina una de las cumbres difíciles en este hito de iluminar esta noche las principales cumbres de todo lo largo del Pirineo: Espectacular]

Y con el transcurso de la noche se hace domingo. Pasamos una agradable noche en la cumbre. No hizo frío y las condiciones fueron realmente buenas. Ver anochecer y amanecer sobre el Midi d'Ossau un verdadero regalo de la vida. 

[Despertamos del vivac en la cumbre del Pico Palas, a 2.974m]

[El Midi d'Ossau nos da los buenos días]

Por la mañana temprano recogemos todo. Procuramos como siempre dejar todo igual o mejor que lo encontramos. Decidimos bajar del tirón hasta el refugio y allí almorzar. Desandamos la trepada del día anterior hasta la Brecha Ledormeur. 

[Recogemos y cargamos de nuevo las mochilas. 
Es momento de descender con este entorno espectacular]

La chimenea la descendemos en rapel, ya que David se ha currado cargar con la cuerda. Montamos tres instalaciones con la cuerda de 60m y disfrutamos como niños el descenso en un entorno tan magnífico. 

El último rápel deja en una repisa a unos 10m todavía de destrepe. En realidad se puede realizar toda la canal destrepando sin excesiva dificultad, si bien teniendo el material le dimos buen uso y bajamos con un plus de seguridad.

[Rapels en la Chimenea Ledormeur]

Una vez en tierra firme tras el destrepe, nos queda andar una hora hasta el refugio. Hace un día perfecto. Estamos teniendo unas condiciones inmejorables. 

[Saliendo de la chimenea. Llegamos a tierra firme]

[Vamos ahora a buscar el sendero de vuelta al collado y al refugio]

Llegamos al Refugio d'Arreumolit y almorzamos. Parte del grupo ha ido avanzando ganando metros al descenso. Nos reagruparemos en breves en la bajada.

El descenso se hace agradable. Conservando piernas iremos desandando el Passage d'Orteig, el Col y la Val d'Arrious. El calor se vuelve a hacer presente en el extenso valle y llegar al bosque se agradece. 

[Pas d'Orteig, ahora en descenso]

[Vista atrás en el Pas d'Orteig. Decimos adiós al Pico Palas que se viene con nosotros]

El cómodo sendero nos lleva así a Caillou de Soques y pone fin a nuestra jornada.

Han sido dos días fantásticos, de alta montaña, de buen rollo, de una meteo perfecta, de muchas risas, de entornos increíbles y una cumbre de renombre. Nos deja muy buen sabor de boca. De diez. 

Fins aviat!/ Laster arte!/ Hasta pronto!

[Algunas fotos del grupo en el descenso por el valle]

[Llegando a Caillou de Soques, termina nuestra jornada de montaña. 
Ha estado de diez. ¡Hasta la próxima!]

[Como anécdota. Unos días después la prensa local de Sant Esteve Sesrovires, el "Sesrovirenc", publica la presente ascensión en nombre de la entidad GIRES. Captura del recorte en cuestión]