30 de noviembre de 2021

CHACHANI 6.075m. Volcán Chachani (PE)

[Noviembre 2021]

Ascendemos a la cumbre del Chachani, de 6.075m. Punto culminante del Volcán Chachani, una de las inmensas montañas que destacan por gobernar la región de Arequipa, en Perú. 

Su nombre proviene del Quechua o Aimara y para más épica se puede traducir como "valeroso" o "valiente". Según los Incas, el Apu Chachani, es el espíritu de esta montaña (las montañas eran entidades divinas que regían sobre el destino de los seres humanos) y fue venerado como deidad protectora de la ciudad y sus habitantes, pues las altas montañas se elevan desde el Kay Pacha (reino de los hombres) hasta el Hanan Pacha (reino de los cielos y dioses) desde la que se tenía la posibilidad de comunicarse con los dioses. Con esta mística de leyenda nos ponemos en marcha.

[Volcán Chachani, de 6.075m]

Afrontamos el ascenso organizando la ruta en dos jornadas. Un primer día de aproximación, con salida desde la ciudad de Arequipa, a 2.335m, subida en vehículo 4x4 hasta el fin de la pista a 4.950m y ascenso hasta el Campo Base, a 5.200m, donde acamparemos para hacer noche (2,5kms, 200m desnivel, 1,5h). Un segundo día de ascenso desde el Campo Base hasta la cumbre del Chachani, a 6.075m, y descenso al coche (8,5kms, 900m de desnivel, 8h). Se acumula para el conjunto de la ruta unos datos totales de unos 11kms, un desnivel de unos 1.100m y un tiempo de 10h. 

Se trata de una ruta de alta montaña, técnicamente fácil y de hecho uno de los seismiles más accesibles del mundo, pero no hay que obviar que se requiere de una muy buena forma física, una óptima aclimatación y que las condiciones meteorológicas sean las adecuadas. Cualquier error en materia de los anteriores puntos puede costar muy caro a esta altitud y, en el mejor de los casos, cuanto menos conllevar una muy mala experiencia. 

Conocemos así a Darío Mendigure y nos equipamos en la sede de la Agencia Waiki Tours, quienes nos facilitaron la cuestión logística para esta ruta. Provisionamos así de material de alquiler -que no disponemos en nuestros días de aventura por Perú- tal que tienda de campaña, sacos de dormir, esterillas, palos, chaqueta polar, mochilas de 60 litros y útiles de cocina. 

DÍA 1: Aproximación al campo base. Partimos de la ciudad de Arequipa, a 2.335m. Es lunes 22/11/2021, a eso de las 8h. Estamos con la moral por las nubes ante la experiencia que se nos viene. Romperemos por segunda vez la barrera de los 5.000m de altitud y por primera vez si todo va bien la barrera de los 6.000m de altitud. Se mezclan nervios y una energía desbordante. 

Cargamos mochilas al coche 4x4 y una vez reunido el grupo completo nos disponemos a partir. El coche se adentra por pista sin asfaltar, a las faldas de los inmensos volcanes que coronan los cielos de la "ciudad blanca" de Arequipa. A unos 50kms de la urbe se sitúa el Volcán Chachani, nuestro objetivo, al que accederemos lo más que se puede por caminos de tierra. Nos lleva unas 3h, con varias paradas a respirar aire fresco a medida que ganamos altura.

[Acceso a la zona por terreno de 4x4. Allá vamos]

Llegamos a un collado que es el fin de la pista del 4x4, a unos 4.950m. Nos despedimos del chófer que se va, Ulises. Cargamos las mochilas a la espalda para empezar la ruta. Ya estamos todos listos: Darío, Mel, Marina, Marcel, Soraya y Toni. 

Cargados con más de 20kg cada uno con suficiente de todo para estar en autonomía por 48h. Nos hacemos al peso con relativa facilidad. Paso a paso iniciamos el camino.

[Toni, Soraya, Marina, Mel y Marcel]

[Iniciamos la ruta]

Seguimos la senda, bastante cómoda en su primera parte. En su mitad hay que atravesar un caos de rocas de granito. Es un tramo breve, pero hay que vigilar dar un mal paso en este punto. 

Continuaremos por el marcado sendero y empezaremos a ganar altura suavemente pero ya constante. Apenas ganaremos unos 200m de desnivel hasta el Campo Base. Ocuparemos unas 1,5h de ruta en esta primera jornada. 

[Aproximación al Campo Base]

Llegamos al Campo Base, a unos 5.200m, a eso de las 14h. Nos asentamos, plantamos las tiendas y nos acomodamos en este hotel de mil estrellas. Hace frío por el viento que sopla, pero lo cierto es que para estar a esta altitud podría hacer mucho peor, por lo que en realidad son unas muy buenas condiciones.

[Llegamos al Campo Base]

Hacemos una comida-cena, que para ser justos hay que decir que se la curra Darío, a base de sopa de verduras, pollo y arroz. Se ameniza la velada con unas risas entrañables. Desde el mito de las "hamburguesas de cóndor" que nos íbamos a comer que hizo dudar a más de una, los juegos de cartas con barajas extranjeras indescifrables, la amenaza del puma omnipresente, simpática fauna presente como vizcachas y pajarillos varios, y hasta la expectativa de ver aparecer al místico zorro blanco que venía a visitar el Campo Base -cosa que finalmente resultó ser cierta y que nos dejó con la boca abierta al verlo-. 
Nos acostamos al atardecer para poder madrugar lo máximo posible, lo que nos lleva a dormir a las 18h con una sonrisa. Muy buen ambiente. Grandes personas. 

[Con la tienda lista y cenados es hora de dormir. ¡Buenas noches!]


DÍA 2: Ascensión a cumbre del Chachani, a 6.075m. Nos levantamos a la 1h de la madrugada. Preparamos las mochilas de ataque a la cumbre y desayunamos lo justo para no desestabilizar el cuerpo. Mate de coca y las pastillas de hierbas tradicionales para el mal de altura. A las 2h de la madrugada estamos todo el grupo listo y emprendemos el ascenso. 

[Buenos días. En pie, son la 1:00 am de la madrugada]

[Todos listos. Empezamos la ascensión a las 2:00 am de la madrugada]

Paso a paso, poco a poco, tomamos el sendero que sube zigzagueando la loma de la cara norte de la cumbre principal del Chachani. 

Al poco rato Mel, nuestra amiga francesa, acusa agudas molestias por el mal de altura. Ya se despertó con mareos y el esfuerzo no ha hecho más que empeorarlo. Decide descender sobre los 5.300m. Mucha fuerza y a descansar máquina. Dispusimos una luz en el campo base para facilitar la vuelta.

[Hasta aquí Mel, que desciende al Campo Base]

Seguimos la ascensión en plena oscuridad, con la penumbra de una Luna plateada casi en plenilunio y nuestros frontales. La fila avanza paso a paso entre profundos suspiros cada vez más presentes por la altura. El sendero sube constante, nosotros con él. 

[Ganamos altura progresivamente]

Llevaremos casi 2h cuando Soraya empieza a aminorar el paso. Empiezan a fallar las fuerzas, se ha esforzado al máximo. El aire empobrecido de oxígeno le tercia en mal de altura, el dolor de cabeza aumenta y así la fatiga. Nos informa que no va a poder seguir ascendiendo, por lo que nos fundimos en un cálido abrazo a casi 5.600m. Decide descender. Así que mucha fuerza. Has llegado hasta aquí: ¡Eres una crack!

[Hasta aquí Soraya, que desciende al Campo Base]

Destemplados, con un frío cada vez más acusado por acercarnos a la hora más fría del día. Seguimos ascendiendo Darío, Marcel, Marina y Toni. El sendero zigzaguea de forma interminable hasta los 5.700m. Empieza a amanecer. Tengo buenas sensaciones, sin mal de altura, solo noto que falta el aire... vamos lo normal.

[Amanece en el Volcán Chachani]

[La ascensión continúa. Superamos los 5.600m]

Seguimos paso a paso, exhalando con fuerza. De un tirón avanzamos hasta la cota 5.850m. Sobre nosotros se ve cada vez más cerca la antecima o falsa cima, que nos situará en cota 6.000m. Hemos ganado un tiempo de oro que nos da más margen para los repechos finales. Vamos muy bien. 

[Alcanzamos los 5.850m. La antecima se ve cerca]

[La mayor parte del desnivel ha sido superado. Vistas al Norte]

[La respiración se hace precaria por momentos. Un poco más...]

[Y superamos la antecima, a 6.000m]

Llegamos a la antecima. Ya a 6.000m de altitud. A muy poca distancia se deja ver la cumbre del Chachani, con su cruz en lo alto. La moral por las nubes. Un último esfuerzo.

[Ya se ve la cruz, es la cumbre del Chachani]

Y superando los metros que nos faltan, siempre siguiendo el sendero principal de la ruta normal, llegamos, un paso más y nos encontramos en la cómoda superficie de su cumbre. Lo hemos conseguido. Pasan las 7.00h. Hemos dedicado a la subida unas 5h.

[Últimos metros]

[Y lo que parecía que no llegaba nunca termina sucediendo. Pisamos la cumbre del Chachani]

Hacemos cumbre en el Chachani, a 6.075m, punto culminante del Volcán Chachani. Recuperamos el aliento, nos hidratamos y comemos algo. Unas fotos de rigor para el recuerdo de este mágico momento. El esfuerzo vale la pena. No solo nos invade la sensación de conseguir un objetivo perseguido durante años, en el camino a la cumbre nos vemos en el espejo a nosotros mismos y esa versión de nuestro ser que refleja hasta donde somo capaces. No podemos estar más contentos. Lo hemos conseguido equipo, Darío, Marcel, Marina y Toni, pero aún más presentes que nunca Mel y Soraya: ¡Lo hemos logrado todos equipo!.

[Foto de rigor en la cumbre del Chachani, a 6.075m. Daría, Marcel, Toni y Marina]

[Alguna foto más para el recuerdo. No se superan los 6.000m de altitud todos los días]

Nos llevamos con nosotros un seismil. No cabemos en nosotros mismos. Tocamos aunque sea por un instante el Hanan Pacha. 

Dedicamos unos buenos minutos a contemplar la minúscula Arequipa a nuestros pies. Destaca el hermano menor muy cerca e imponente Volcán Misti, de 5.822m. A nuestro alrededor numerosos volcanes de gran entidad como el Coropuna, Ampato, el humeante volcán activo Sabancaya, Hualca Hualca, Ubinas y Pichu Picchu. Un lugar increíble mires hacia donde mires. 

[Muy cerca, al sureste se alza otro gigante: El Misti]

[Al noroeste la cordillera de Ampato, Sabancaya en activo humeante y Hualca Hualca]

Sin poder dedicar más tiempo. Aunque nos quedaríamos aquí para siempre. Es momento de descender. El descenso se prevé y así lo hacemos en un rápido seguido de deslizamientos ladera abajo, en cosa de 1,5h. 

[Iniciamos el descenso]

[Esquiamos a base de resbalones sobre las piedras]

Resbalón a resbalón perdemos altura a gran velocidad. Con una gran sonrisa al echar la vista atrás de donde venimos. Si bien no tardamos demasiado, la segunda mitad del descenso se hace algo pesada. Se acusa el cansancio. El Campo Base cada vez más cerca. 

[La mitad inferior es arena]

[Un descenso muy pintoresco]

[Y llegamos relativamente rápido al Campo Base]

En el llano junto a las tiendas nos reciben Soraya y Mel. Nos reagrupamos y nos damos un tiempo para descansar del ascenso y recuperar energías. Comer y beber bien. Hay que reponerse rápidamente.

[La vista atrás a la ladera por la que hemos descendido]

Solo nos queda replegar el campamento. Cargamos las mochilas grandes y sin pensarlo demasiado, para que no se haga más duro el descenso, tomamos el sendero en busca del collado donde nos recogerá el coche.

De vuelta intercambiamos experiencias e historias. Cada persona somos un mundo y cada vez que apartamos nuestro ego y conocemos a alguien estamos agrandando nuestra galaxia... Darío con sus hazañas como guía participante en el evento del Bicentenario de Perú y habiendo ascendido dos años antes el Huscarán y decenas de cumbres de Los Andes. Mel intrépida francesa de la Bretaña que se aventura en solitario durante meses por Latinoamérica subiendo picos y descubriendo verdaderos paraísos. Marina carismática vascofrancesa con una energía desorbitante que recorre durante un mes en solitario y en autonomía los tesoros naturales del Perú con apenas su tienda y su saco. Marcel todo un hombre de pocas palabras que a sus 22 años se embarca en una valiente ruta por Latinoamérica casi sin español ni inglés. Soraya con quien cada día que pasamos -y ya va para 12 años juntos- tengo el placer de conocer a la más gran y bella persona que existe en todos los aspectos... Este humilde servidor da las gracias a todos por permitirme acompañaros, compartir y crecer juntos. 

Con estas bonitas palabras y experiencias compartidas llegamos al fin de esta excelente ruta. El Chachani se viene dentro de cada uno de nosotros. Con mucho placer nos descolgamos la mochila y la cargamos al 4x4 de Ulises, quien nos devolverá a Arequipa y a la civilización. Siguiendo con las risas volvemos a la ciudad y con unas buenas cervezas cerca de la Plaza de Armas brindamos por la experiencia. Gran experiencia y grandes personas. Chachani Warriors: ¡Hasta la próxima!

[Desandamos del Campo Base hasta el punto de recogida del coche.
Ponemos así fin a esta increíble ascensión. ¡Hasta la próxima!]

No hay comentarios:

Publicar un comentario